TIBURONES ALARGÓ SU ASFIXIANTE RACHA; CAYÓ 1-2 CON EL ATLAS

Ya son 30 los partidos de Liga MX sin conocer la victoria para los Tiburones Rojos. Casi llegan al año sin saber lo que es la victoria.

Esta noche en el “Pirata” de la  Fuente  jugaron mitad del partido  bien y la otra bastó para que perdieran.

DIEGO Chávez luchó a su manera, pero nada de efectividad tuvo el atacante escualo.

Cayeron con Atlas 1-2 y de nueva cuenta se siente la pesadez de esa larga y aparentemente interminable racha negativa que no se sabe por dónde pueda terminar.

La última victoria escuala fue el  25 de agosto de 2018 cuando superó 1-0 a Xolos de Tijuana.

A los 10 minutos de juego en un tiro de esquina Martín Nervo falló de fea forma en la marca y Christian “Polaco” Menéndez se levantó para martillar la pelota  para el 1-0 a favor de los rojos.

A ESTE hay que aplaudirle. El «Keko» fue un guerrero, pero…

Luego vinieron las deficiencias  no sólo en la marca sino en la ofensiva. Tuvo una inmejorable oportunidad para  aumentar la ventaja.

 Fue cuando Arturo Paganoni hizo un recorte dentro del área. El joven Julio Gómez, de forma inocente, lo jaló de la camiseta para que el silbante  César Arturo Ramos pitara el penal.

EN UNOS días, el Tiburón cumplirá su primer año sin ganar ¡Qué racha!

 Todo estaba listo para que –por fin—Tiburones se perfilara seriamente hacia un triunfo. Pero –el pero que nunca falta–  Kazim Richards  falló de fea manera vaciando su disparo a un lado del arco atlista. Luego el inglés se desplomó y se dolió de un desgarro al parecer en la ingle.

OJALÁ que Richards se hubiera lesionado después de anotar. Falló y dejó el juego.

 En la parte complementaria el atacante de Zorros  Javier Correa “chamaqueó”  al debutante  Luis Galicia superarlo con una simple carga de cuerpo y dejándolo pagando. Entró solo al área y, ante la salida de Sebastián Jurado filtró el balón por abajo para el 1-1, al ‘53.

¿HASTA cuándo Tiburones, hasta cuándo?

 La jugada de 1-2 se generó a los 76 cuando Jesús Isijara metió un centro desde el costado derecho. Carlos Gutiérrez saltó y el balón  le pegó en el brazo.

El silbante fue al VAR para revisar la acción y dictaminó la pena máxima. Osvaldo Martínez cobró con potencia para vencer el lance de  Jurado para sentenciar el juego.

EL «POLACO» también se salva de la quema de la crítica.

Era un partido clave para la tabla porcentual en la que Veracruz sigue al fondo y es el mayor candidato a descender. Atlas ocupa el lugar 16 de la tabla, ahora a cuatro puntos del Querétaro y siete del Guadalajara. Con nueve puntos en cuatro partidos, los Zorros duermen este viernes en la cima de la tabla, junto a Santos Laguna.


Los Rojos y su afición han aprendido a sufrir. El enfermo no mejora y el panorama se torna lúgubre. Hace casi un año que los escualos no saborean  la victoria y tampoco se ve por dónde pueda cortar su cadena de vergüenza.
SIN hacer un gran partido, Atlas salió del «Pirata» con los tres puntos.

Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!