HOMENAJEARON A MIGUEL CAMACHO, ARTURO VÁZQUEZ Y JORGE LIMÓN

Fue reconocida la trayectoria deportiva de Miguel Camacho Medina, entrenador de voleibol de la vieja guardia y técnico académico de la Dirección de Actividades Deportivas de la Universidad Veracruzana.

Además se hizo homenaje póstumo a  los profesores Arturo Vázquez Morales y Jorge Limón Barbosa.

En la duela del gimnasio “Omega”, decenas de invitados fueron testigos del acto en el que se otorgaron los presente.

MIGUEL Camacho Medina, destacado impulsor del voleibol.

Silvia Romero Retureta, Adriana Huesca Castillo, Rafael Salmones y Beatriz Hernández Gómez dieron un paso importante en el  reconocimiento  de quienes dieron y han dado gran parte de su vida a la formación de deportistas y, por ende, de buenos ciudadanos.

“Yo no me esperaba esto, sino que fue Rafael Salmones, quien fue mi alumno hace muchos años, quien empezó a contactarse con otros ex alumnos y amigos y me comunicaron que me iban a hacer un reconocimiento”, dijo  con la sencillez de siempre el profesor Camacho, emocionado  por  el gran detalle de quienes tuvieron la iniciativa y decisión de  valorizar, con este acto,  su entrega al deporte.

DURANTE SU mensaje a los asistentes, Atrás, los organizadores del homenaje.

Camacho negó ser un símbolo del voleibol xalapeño, “reconozco mi trabajo. He luchado para que la juventud haga deporte, porque es muy importante ahorita con todas las enfermedades que hay”, aseveró el homenajeado.

FAMILIARES y amigos de los homenajeados dieron realce al evento llevado a cabo en el gimnasio Omega.

Sobre las nuevas generaciones de voleibolistas, Camacho Medina dijo que hay gente con mucho talento que debe recibir  preparación actualizada para lograr niveles importantes.

En cuanto al nivel de competitividad en Halcones, Camacho Medina acotó que la clave son los elementos  que llegan a la entidad educativa,

DETALLADO y con profundo respeto por los homenajeados instalaron la pancarta.

“Ahora  no sólo es Universidad (Veracruzana) sino que hay otras, las particulares  por ejemplo; como dan beca se llevan a los mejores y  con lo que nos dejan  con eso trabajamos y tenemos que luchar”, asentó el cosamaloapeño.

CON 58 años dentro del voleibol, el profesor Camacho sigue trabajando con buen ánimo.

Como mensaje a las generaciones  con las que ha trabajado en la cancha de entrenamiento,  Camacho dijo que “es muy importante que cuiden su salud, que eviten lo que les daña. Es lo más importante.

«Tengo 78 años  de edad y 53 laborando en la UV. Jugando el voleibol tengo 58 años. No pienso dejar de trabajar porque todavía hay ‘cuerda’ para más”, concluyo.

¡Y TODAVÍA hay mucha cuerda!


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!