La mediofondista xalapeña Lorena Acosta Gutiérrez respira tranquila en este cierre de año. No se pone nerviosa al estar en el escaparate de las corredoras de élite.

El 2017 ha sido un mes clave para la espigada atleta. Su realidad la transformó en algo mágico e ilusionante  luego de mejorar su marca en los 1.500 metros  con 4:55 lo que la convierte en miembro de la aristocracia de la Internacional del Golfo.

“Ese año fue muy bueno para mí.  Tuve más fogueo, fue más competitivo porque volví a medirme con corredoras de élite.

“Me coloque en el “top ten” de la Internacional del Golfo y logré mi mejor marca en los 1, 500 metros con 4:55”, señaló la atleta quien en 2018  habrá para ella un fuerte reto, ahora en los 5 mil metros planos.

“Creo que en falta no me quedó nada, ya que aun teniendo una fuerte molestia en los últimos meses, mis ganas de lograr los objetivos me impulsó”, abundó a la vez de recordar  su tercer lugar general en los 5 kilómetros y primera de su categoría en la Energy Bimbo.

 Como principal reto en el año que está por iniciar Lorena enfrentará el mundial máster  de Málaga, España en las pruebas de 1,500 y 5,000 metros buscando colarse entre  las mejores 8 del mundo “y seguir buscando los desafíos junto a las atletas élite”, concluyó.

La publirrelacionista de 1. 60 metros de estatura y miembro del Club Atlético “Athlos”  ya está en búsqueda de patrocinadores para su ciclo competitivo.

LA ATLETA no deja de prepararse y espera alcanzar éxito mayor en el año entrante.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!