¡AQUEL ENTRAÑABLE COAPEXPAN!

La cáscara anual que  lleva a cabo el Coapexpan en el mes decembrino trajo recuerdos inolvidables  para los que  podemos contar la parte moderna y la antigua del tradicional club de futbol xalapeño.

Para argumentar el relato sobre parte del gran historial de este equipo tomamos como referencia las memorias de dos pilares de aquel entrañable grupo surgido en 1976, autor de páginas gloriosas.

EL COAPEXPAN de los 80.

Juan Manuel  y Víctor Manuel Torres miraban atentos el juego que escenificaban la nueva generación  y la no tan nueva en la otrora catedral del futbol xalapeño,  la cancha del Centro Deportivo Ferrocarrilero.

UN EQUIPO que los años no han borrado.

“En 1976 se llevó a cabo el primer campeonato aquí en el Ferro. Fue organizado por Alejandro Manzano. El primer campeón fue el Colfraima (Colonia Francisco I. Madero) que traía a los hermanos Barradas  y le ganó la final al Venusca (Venustiano Carranza) cuya principal figura era Roberto “Cacala” Blanco.

LUCIENDOS sus preseas.

“Otro equipazo era el Nápoli  al que lo veías parado en el campo y te daba miedo jugar contra. Como a la sexta o séptima temporada llegó Flamengo, Las Palmas, con Rafael “Pato” Olvera; Materiales San Bruno y otros”.

“El primer equipo del Coapexpan lo armó  Raimundo Hernández Flores, con Ramón Flores, Víctor Hugo Flores, Arnoldo Barradas, Miguel Ángel Hernández Pineda, entre otros”, recordó Juan Manuel, fiel seguidor de las Chivas de Guadalajara  quien jugó de defensa lateral, lo mismo que su hermano Víctor.

JUAN MANUEL (izquierda) y Víctor Hugo Torres, pioneros del popular equipo.

“Como  portero estaba Víctor Hugo Flores (finado); los centrales eran Raymundo Hernández con Jorge Bravo Flores. En la media estaba Ramón “Monchis” Flores, Arnoldo Barradas, Isidro Hernández, Librado;  adelante Narciso Hernández, Rafael Flores y Gregorio Hernández Pineda.

 La primera estrella para  Coapexpan llegó en el cuarto campeonato del Centro Deportivo Ferrocarrilero por ahí de 1979-80.

DEFENSAS laterales inamovibles del campeón Coapexpan del 1979.

“Después en veteranos ya ganamos como cinco campeonatos”, rememoró nuestro entrevistado.

Pero en el aire estaba la esencia de la historia, de aquellos pasajes y anécdotas dignas de un libro que seguramente alguien se atreverá a escribir.

DOS GENERACIONES disfrutaron de las Cáscara navideña en el Ferro.

Sentado  en su silla otro personaje histórico de Coapexpan, Victor Manuel Torres recuerda con cariño los ayeres enfundado en la casaca escarlata.

Luego de su brillante paso por el club en mención termino levantando la copa de campeón con el Venusca por ahí de 1986. Meses después sufrió  una trombosis que le hizo perder una de sus piernas.

HIRAM Iza Villa (derecha) entusiasta promotor del popular barrio.

“Cada año estaba internado por las trombosis que me daban. Gracias a Dios ahora estoy mejor”,  dijo Víctor  quien espera  que el América logre el título 14 en la final que arranca este jueves en Monterrey.   

LA LOCURA DE LEANZA

En 1976 los trabucos de Simón Bolívar y Coapexpan  avanzaron a la final del torneo del CDF cuyo espacio resultaría insuficiente para albergar a miles de espectadores. Por tal motivo los organizadores decidieron llevar el encuentro a la cancha de la Escuela Normal Veracruzana.

Simón Bolívar se encargó de traer al árbitro de Primera División Jorge Alberto Leanza (ya fallecido). Al Coapexpan le  hicieron cambiar sus camisetas con los colores tradicionales  a una blanca “a pesar de que nosotros teníamos más tradición”, agregó Torres.

LANZA dejó marcada su locura.

Como se recordará Leanza fue “perseguido” por la magra sombra de la ilegalidad en su trabajo como silbante.  Se le atribuyen favoritismos a equipos para hacerlos ganar o cambiar términos en las cédulas para que “x” o “y” jugadores no fueran castigados por graves faltas.

Leanza trajo la polémica a Xalapa. Seguramente una de las locuras más grandes de su carrera fue el pitar un penalti en contra del Coapexpan cuando la falta había sido en el área de Simón Bolívar!.

“Todos nos quedamos  paralizados, pero nadie dijo nada, porque Leanza era un árbitro muy famoso de Primera y creímos que así debía ser la marcación, pero ¡cómo va a ser eso!, dijo Torres al recodar esa final  que, por cierto,  fue ganada por Bolívar 5-0.

“En ese partido Miguel Ángel Viveros –central del Simón Bolívar, quien después jugaría en el Puebla del máximo circuito–  fracturó a Jesús Báez”.

PROTAGONISTAS de la tradicional cáscara decembrina.

ANTE LOS BRASILEÑOS

En el primer año de actividad  del futbol del CDF se armó una selección de los mejores jugadores y Juan Manuel Torres estuvo convocado. Jugaron ante un equipo auspiciado por la embajada brasileña.

“Venían varios elementos que jugaban muy bien. De Coapexpan invitaron a Jorge Bravo y a mí. Nos ganaron 2-1 y el gol de nosotros lo metió Víctor Barradas que jugaba para Colfraima. La gente llenó  los alrededores de la cancha. Había personas en las bardas. Estaba llenísimo. Son tiempos inolvidables”, acotó.

HIRAM IZA

“La cáscara –navideña– se ha vuelto una tradición. Nos la dejaron los veteranos”, dijo Hiram Iza Villa uno de los principales promotores del deporte en el barrio de Coapexpan desde hace más de 15 años.

“Estamos hablando de casi 30 años atrás. Nos la fueron dejando los mayores para festejar la Navidad. En una ocasión  se festejó en grande y desde ahí se ha venido realizando”.  

Mencionó a jugadores del Coapexpan que han militado en el futbol profesional y los que ahora lo hacen como Elsayed Iram Iza quien juega para los Mineros de Fresnillo de la Segunda División  Premier, Grupo 1. Además de Aldair Flores, en la Sub 20 de  San Luis, por cierto sobrino de uno de los jugadores más emblemático del equipo rojo, Monchis Flores.

Basta decir que los de la nueva era, los millennials,  rompieron  una cadena de cinco años consecutivos  perdiendo ante los veteranos. Esta vez se destaparon con mayor velocidad y precisión hasta golear.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!