Teodoro “Yoyo” Cortés  tuvo el pasado sábado una experiencia más como gente de futbol.

Su presencia en la banca de Chileros en el juego de Tercera División profesional,ante Tehuacán, fue un derroche de sensaciones para el ex tiburón rojo.

Mientras él observaba de forma callada el encuentro, sobre el terreno de juego del estadio Quirasco, su hijo Hernán “Yoyito” Cortés, con el «7» en los dorsales, era uno de los 11 chileros elegidos por el técnico César Vázquez quien observó el juego desde la grada debido a la expulsión sufrida la semana pasada ante el SEP Puebla.

“No  fue algo especial, sino que fue algo súper especial” dijo Cortés al ver a su vástago jugar como menor del equipo xalapeño.

No dejó pasar la oportunidad  de relacionar los sucesos con la numerología.

“A mí me encanta el 7 –para mí es Dios–. El ‘Chícharo’ le dio la oportunidad de iniciar (a Yoyito) en la fecha 21, equivalen a tres sietes.

“La fecha (del partido) fue 3 de febrero de 2018: tres del día, más 2 del mes -febrero- más 2, más 0, más 1, más 8 del año dan como resultado 16 y en numerología 16 es 1+ 6 igual a 7.

“Esto fue un mensaje que cambió el futuro de mis planes”, adelantó Cortés Zárate.

«YOYITO» se asoma por detrás del zaguero Poblano, mientras que «Pijije» Moreno busca eludir la marca y la llegada de frente de un rival.

“Algo divino, de arriba, quiso esto. Recordemos que ‘las cosas por algo pasan’ y estoy seguro que en esta ocasión los dioses decidieron, por alguna fuerte razón, lo sucedido.

Algo, en el futuro, no iba a estar bien. Un claro ejemplo de que una circunstancia positiva puede alterar los caminos de la vida”. 

Y detalló:

“Estuve muy contento viendo al ‘Yoyo’ jugar ante un equipo nada débil, por el contrario, un cuadro que vino con todo en busca de la victoria y que ofreció un encuentro de pocas llegadas, pero que también casi no permitió peligros en su arco.

“En 25 minutos que tuvo la ventaja numérica no pudo crear verdaderos peligros,  salvo un disparo por arriba casi al terminar el encuentro”.  

 Sobre  el empate  entre Chileros y Tehuacán se limitó a decir que “en esta ocasión el partido estuvo ‘atrancado’ y el árbitro fue muy estricto con las expulsiones.

“Se le pasó la mano y le dejó la mesa puesta al rival”.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!