América sigue de malas. Además de soportar  la disminución de la plantilla utilizable debido a lesiones y suspensiones, ahora se une el caso del ecuatoriano Renato Ibarra acusado de violencia familiar.

El veloz jugador desmintió  a través de las redes sociales la versión de haber agredido a su esposa, pero la fiscalía abrió una carpeta de investigación.

A unas horas del arranque del “Derby” entre Pumas y América  se presenta un problema más  que afecta, de una u otra manera, al  grupo.

EL comunicado de la directiva.

Versiones indican que la noche de este jueves Ibarra, sus hermanos y amigos, estaban en casa del jugador azulcrema y, a la llegada de su esposa e hija, se produjo un momento de reclamos  que 

IBARRA fue operado del tendón en enero pasado y se espera su reaparición en las canchas en un par de semanas.

generó la supuesta agresión de Ibarra a su esposa quien debido ser internada para revisión al estar en estado de gestación.

“PIOJO”

El técnico del América,  Miguel Herrera,  se dijo sorprendido por la noticia de Ibarra.  

«Realmente no tengo ni idea, estamos concentrados, esperamos que no sea cierto, que sea solamente un rumor», manifestó el estratega.

HERRERA, concentrado en el «Derby».

Herrera aseguró que, por ahora, su mente y la de su plantilla está en el partido de este viernes ante Pumas en Ciudad Universitaria y deseó que su pupilo no estuviera involucrado en asuntos de violencia familiar.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!