ORIBE DESENCANTA EL FALSO FANATISMO

Llega Oribe Peralta a Chivas con sus 35 años  de edad encima y su mucha trayectoria.

 Algo bueno debió  haber en el traspaso, favorable para el jugador que dejó al América  tras cinco años de aventuras.

Oribe se va porque lo pidió. Así lo expresó  el club azulcrema  en un comunicado. Que le vaya bien en ese equipo al que ya conoce porque ahí jugó  en 2005 como refuerzo para  la Copa América. No anotó en sus cuatro encuentros.

Lo que faltaba a esta liga loca. La llegada de Oribe a Chivas seguramente desatará polémica por un principio no aprendido en nuestra cultura deportiva. El fanatismo no es bueno, ni aceptable  cuando se trata de profesionalismo.  A sus 35 años Peralta  regresa al “corral” donde estuvo en 2005, claro a ganarse el sueldo y a tener más posibilidad de jugar, lo que en América era casi imposible.

De esta manera Peralta desencanta el falso fanatismo de creer que los jugadores profesionales solo deben vestir una camiseta. Su responsabilidad es matarse en la cancha por el equipo  que los contrata. Ahora es Chivas y seguramente Oribe seguirá siendo un profesional en toda la extensión de la  palabra.

Con su liderazgo, el vestidor de Chivas se fortalecerá.  Alan Pulido, “Chofis” López  y compañía deberán aprovechar su experiencia y aprender a ser serios en su profesión.

NÚMEROS

Peralta registra 508 juegos disputados, de los cuales comenzó 386 y completó 244. En total suma 35 mil minutos jugados, 165 goles y hasta 6 expulsiones.

En su palmarés a nivel de clubes tiene 4 títulos de Liga, 2 Concachampions, 1 Copa MX y un campeonato en la extinta Primera A. Con Selección Mexicana cuenta con medalla de Oro en Juegos Olímpicos 2012, Oro en Panamericanos así como un título de Copa Oro.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!