Para superar al COVID-19 hay que tener la capacidad de adaptación a las exigencias.

Eso es clave, pero ¿cómo le hace la mamá de dos inquietos hijos, pequeños futbolistas que desafían la geometría de la casa, una fortaleza que parece resquebrajarse ante el  inquieto ímpetu de ese par de ‘huéspedes’?

La exmedallista de gimnasia aeróbica de Universiada Nacional, anteriormente Juegos Nacionales de Educación Superior, Saidy Cornejo nos cuenta cómo se las arregla  para lidiar con este desafío.

SAIDY, con Bruno (izquierda) y Diego.

Radicada actualmente en Tapachula, Chiapas, después de haber vivido casi toda su vida  en Xalapa, Saidy nos comenta:

“Estamos encerrados, pero tengo la ventaja de que vivimos en un amplio fraccionamiento lleno de áreas verdes y árboles.

“En la mañana no los despierto (al pequeño Diego y al no tanto Bruno) hasta que ellos lo hacen; desayunan, juegan un rato.

UNA FAMILIA feliz.

Al medio día comemos. Después nos vamos a caminar o a trotar aquí mismo.

Pero la estrategia de Saidy para aprovechar el tiempo con ejercicios  mentales y físicos va más allá.

“Compré revistas de juegos, sopa de letras, etcétera,  etcétera. La próxima semana,  si bien nos va, vendrá un entrenador a darles clases de futbol, lunes, miércoles y viernes”, agregó la competidora de la Universidad Veracruzana entre los años 1998 y 2002.

INQUIETOS y dueños de un potencial enorme.

Abundó en que su hijo mayor, Bruno Calderón Cornejo, podría reforzar al conjunto de Halcones UV, categoría 2006,  en la próxima Copa Chivas que se llevará a cabo en julio  de este año “por lo que no quiero que pierda su ritmo”.

Y mientras tanto Bruno, para dejar de pensar en el futbol un rato, juega, revisa su redes y además lee el libro “No te detengas” que relata la historia de la empresa Nike, una de las más prestigiosas en la elaboración de implementos deportivos en el mundo.

A su vez,  Diego, lee “Mi pequeño robot”, aunque no deja de ser inquieto como  cualquier niño de su edad.

¿Qué te deja de aprendizaje la época que estamos pasando?

EQUIPO triunfador el de 1988-2002 de la Universidad Veracruzana que dejó las bases de un presente extraordinario en la gimnasia aeróbica.

“Debemos hacer mucha conciencia de cuidar nuestro mundo, tanto en lo externo como interno. Externo, cuidar  nuestra naturaleza, medio ambiente, valorar donde vivimos, los medios que gracias a Dios tenemos.

Interno, desde lo que comemos hasta lo que pensamos. No maltratar  nuestro cuerpo y  nuestro ambiente, que ahora lo estamos pagando caro”, concluyó.

NACIMIENTO DE UNA GRAN ÉPOCA

A finales dela década de los 90, Saidy Cornejo  formó parte del primer equipo de alto nivel que logró conjuntar la UV en la disciplina de gimnasia aeróbica. La tendencia ganadora en esta disciplina se ha mantenido hasta hoy gracias al respaldo  y

SAIDY (centro), extraordinaria atleta.

apoyo de  quienes han sido directores entre ellos Yanga Melgarejo y ahora Maribel Barradas, quien fue parte de ese grupo ganador de gimnastas.

Además  estaban Elena García Solana, Mireya Vázquez, Valeria Triana, Karina Culebro e Iracema Parra.

Históricamente  el equipo de gimnasia aeróbica  ha dado más medallas a la UV que  cualquier otra disciplina.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!