Al par de encuentros  en la cancha mixta de la USBI los llamamos “los partidos de El Dique”, porque se llevaron a cabo en el 93 Aniversario de la fundación del primer equipo  de futbol en el popular barrio xalapeño.

JUVENCIO Chímal (izquierda), uno de los protagonistas del juego de mayores que terminó con victoria para los hilanderos.  Lo rodean  Jaime «Bachas» Bautista, Alfredo Campos y Alfredo Zamora.

HUBO constantes emoción es en las áreas durante el juego entre ex Delfines y Dique. Al final la balanza se inclinó para los “cetáceos”.

Como en años anteriores la reunión fue un bombazo emocional.
Primero saltaron a la cancha  El Dique menor y Ex Delfines, escuadras conformadas por un montón de amigos, pioneros que trazaron el camino que  la nueva generación tratará de seguir.   

AMIGOS todos en torno de un balón. El festejo del 93 Aniversario del primer equipo de futbol en el Dique fue emotivo con la presencia de invitados especiales.

Los ex cetáceos jugaron con el libreto acostumbrado. Se entiendes a ojos cerrados y eso es una gran ventaja sobre los rivales. Al final se impusieron 6-2 con destacada actuación de  Paulino Olmos  que anotó 3 tantos, Martín Olmos  con un par más y uno más de Nacho Díaz Parra.

BUEN duelo en media cancha de Carlos Enrique López y Edgar López (11).

 Por  Dique Adolfo Tello  vacunó en dos ocasiones a los albinaranja que hoy  jugaron  de azul rey con vivos en blanco.

La tripleta arbitral, de lujo con Moisés “Bombero” Castilla  auxiliado en las bandas por  José Luis Villanueva y Leví Isaac  Rodríguez.

HELADIO del Juncal (izquierda) dejó de lado sus dolencias y tuvo participación en el juego. En la jugada Loranca (derecha) y Zamora  ejercen presión sobre el bienamado de la calle de Azcárate.

Lo que se vio es muy significativo para el futbol. Equipos que son estructurales en sus épocas. Jugadores que siguen mostrando ese enamoramiento por la pelota por encima  y entre cualquier situación.

Otro sector, apoyando desde la grada o desde la banda de la cancha. Todos sintiendo la emoción de ser parte de una  generación de grandes futbolistas.

AUNQUE fue un amistoso las jugadas se disputaron con fuerza y lealtad.

Además se recuperó el contacto con algunos de los  más veteranos  del balompié hilandero. Vimos  contentos a  Vicente Reyes, Graciano Barragán y Sergio “Yeyo” Durán.

Claro, faltaron otros que por alguna razón no acudieron a la cita, pero que  no estuvieron ausentes en la estimación, cariño y respeto que hay entre la gran familia hilandera.

JOSÉ Luis Villanueva (centro), flanqueado por el “Bombero” Moisés Castilla (derecha) y Leví Isaac Rodríguez. Esta tripleta sancionó el par de juegos de aniversario del popular barrio xalapeño.

 En general se percibió en el ambiente  una sensación de  agradecimiento por estos notables jugadores  por el ejemplo de su esfuerzo y de su lucha por lograr la excelencia.

Y si de nostalgia hablamos  también el DUX encabezados por el licenciado Gerardo Gallegos Cázares, al que  hemos denominado  por su gran aporte al futbol local como uno de los gajos del balón.

¡EPA! Alfredo Zamora (centro) quería camorra. Todo quedó en reclamos.

GIL Galván no podía faltar al juego de aniversario. Durante un buen tiempo estuvo bajo los tres postes del equipo anfitrión.

El Deportivo Universitario  Xalapeño (DUX) fue el distinguido  rival de Dique Premier, los mayores, los que han visto  pasar el calendario más veces.

Aquí  el triunfo fue para Dique 3-2. Fue un duelo bravo que, por lapsos, sacó de sus casillas los más experimentados.

El común denominador fue el futbol bonito que contradijo  la rudeza que brotaba por momentos.

Al final, este partido y  el anterior  ganaron todos. Ganaron los jugadores, la rivalidad, entrega, pasión, deseo de victoria y respeto al rival.

También ganaron los organizadores del festejo de aniversario  encabezados por Manolo Quiroz. Deben tener la satisfacción final de la tarea cumplida.

Además los ganaron las familias reunidas en la grada y todos aquellos de quienes admitimos su mérito.

CUALQUIER momento era bueno para dialogar. El reencuentro futbolero fue, para muchos, la ocasión perfecta para recordar viejas anécdotas. Juan Manuel Gómez Loranca (izquierda) y  Esteban «Kalimán» Valdez, en primer plano.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!