El mediocampista de Tigres de la UANL, Javier Aquino, se mostró preocupado por la tensión que guarda el juego de la fecha 10 ante Tiburones Rojos, en la cancha del “Pirata” de la Fuente.

 Hace un año las porras de ambos cuadros se liaron a golpes  escenificando una violenta escena en el graderío del inmueble boqueño y fuera de él.

Lo que “no recuerda” el oaxaqueño es que los aficionados felinos fueron quienes provocaron de inicio,  recibiendo como respuesta  un oleaje de  agresiones.

También se recuerda al técnico brasileño Ricardo Ferretti, como energúmeno,  lanzar vituperios y amenazas desde la cancha  a los jarochos quienes tenían arrinconados a los norteños debido su superioridad numérica.

Otro azuzador fue el francés Gignac quien gritó en repetidas ocasiones  «ojalá se vayan a Segunda»  lastimando el ánimo de los veracruzanos.

JAVIER Aquino espera que ni haya desmanes en la tribuna del «Pirata».

Las cámaras de vídeo mostraron que fueron los seguidores de Tigres quienes iniciaron el choque con insultos y agresiones.

“No creo que quieran que suceda nuevamente (los desmanes); pondrán seguridad a la gente de Tigres.

“Sabemos que siempre se desplaza desde lejos para apoyarnos, esperemos vayan y vengan a salvo”, indicó.

“Vamos con la mentalidad enfocada en lo futbolístico, sacar tres puntos y demostrar que somos un gran equipo, lo de las gradas lo dejamos a la gente que le corresponda”, finalizó.

TENSO ENCUENTRO

La situación es ahora más tensa que hace un año ya que Tiburones necesita ganar los tres puntos en disputa ante un rival demasiado incómodo.

Una derrota de los «escualos» combinada con victorias de Lobos, Atlas y Querétaro le estaría pintando en la frente la palabra adiós al equipo que dirige Memo Vázquez.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!