Un elemento más de la Escuela Delfines de Xalapa logró romper el “cascarón” para llegar a las  filiales de un club de Primera División,  en esta ocasión las del Necaxa, en Aguascalientes.

Óscar García Galán, que juega como lateral derecho y es de categoría Sub 13, está agradecido con sus padres y entrenadores, directivos  y compañeros a quienes considera clave al haber dado su  primer salto en el largo y desafiante, pero transitable camino hacia el profesionalismo.

OSCAR, agradecido con la gente del Necaxa por la oportunidad recibida.

Reconoció el invaluable apoyo y consejos de Eduardo Calderón Magno, entrenador del Necaxa, quien lo “pulió”  en algunos aspectos para finalmente  incursionar en el organigrama necaxista.  

Emocionado por el logro, Galán García reconoció la importancia de haber sido formado en Delfines de Xalapa desde los 4 años.

“Tengo que agradecer también a mis padres (Óscar R. García Ramírez y Liliana Galán Ortiz) por todo el apoyo  ya que sin él no habría podido cumplir,  hasta este momento, este sueño que apenas comienza… de lograr ser un profesional del balompié”.

En especial dijo estar agradecido, entre otros, con el entrenador Erick Fajardo y con el presidente de la Escuela Delfines, Héctor Arellano “quienes creyeron en mí proporcionándome una beca. De esa forma pude continuar con mi proceso”.

Sus amigos Salvador Aburto “quien me ha acompañado a varias visorias,  a mis profesores auxiliares Oliver y Omar; a mis grandes compañeros y amigos de la gran familia Delfines de Xalapa que me apoyan siempre Diego, Andrés, Carlos «Tako», Ian, Kevin, Josué y todos quienes forman parte de la categoría 2004, así como a la porra que siempre nos apoya; a las mamás que siempre están cuando mis papás no están por alguna situación”.

Finalmente el agradecido jugador mostró sincero agradecimiento a sus profesores y al director de  su ahora ex escuela secundaria “por brindarme el permiso para poder asistir a las visorias”.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!