“LUCY” GUERRA TIENE LA MIRADA PUESTA EN EL PODIO

 

lucy11

La destacada atleta espera hacer su mejor papel en la Olimpiada Estatal y

seguir su curso ascendente en la fase Nacional; festejó sus 18 años entrenando  

POR FRANCISCO ALVARADO

Le sobra el impulso, la fuerza motora es  el compromiso con ella misma. Sigue dando una alta sensación de esperanza.

La atleta es pequeña, pero con un gran arranque y elasticidad. Rompe el viento como una flecha hacia la valla y la supera con cierta facilidad. Esto del atletismo se le da.

No sabemos hasta donde, pero lo que sí es que enfrente tenemos a una atleta que puede llegar lejos.

En la pasada fase  de Olimpiada hizo su mejor esfuerzo en los 400 planos y recorrió con éxito la misma distancia con vallas.

Parecía que la prueba  fuera un ensayo, como un fogueo para estar a tono.

LUCY Guerra saluda a los lectores de Canchero Xalapa durante una pasua en el entrenamiento de este martes en el Estadio Xalapeño.

LUCY Guerra saluda a los lectores de Canchero Xalapa durante una pausa en el entrenamiento de este martes en el Estadio Xalapeño.

“Siento que pude dar más”, dijo Ana Lucía  que marcó un minuto  en los 400 planos nueve segundos más en la  prueba  con vallas.

Con estas marcas estaría sorteando con éxito la fase prenacional, pero aún le quedan algunos peldaños por escalar, entre estos la Olimpiada Estatal programada para inicios de marzo.

“Todo es como un proceso. A veces quisiera  haber marcado el mejor tiempo, pero no pude  faltó poco”.

Muy centrada en sus respuestas, Ana Lucía  asegura que su  elemento son las vallas. Siente la necesidad del vuelo, del cálculo en cada zancada. Seguro que  en la meta están clavados, como agujas, esos ojos castaños… y en el podio nacional también.

El competir en los 400 planos se entiende ya que es un complemento para la prueba que le agrada y por la que se ha sacrificado a voluntad propia.

“Hay tiempo para todo. Sé distinguir lo que es un compromiso.  Muchas veces no salgo con amigos por estar aquí (entrenando), pero es porque yo quiero y no porque alguien más me lo diga”.

Ana festejó sus 18 años entrenando . Entró a la edad de la responsabilidad, sabe que  su formación ha sido adecuada, son su familia, en la escuela y en su  carrera como atleta.

El año pasado tuvo su festejo compitiendo en Puebla. Este martes lo hizo con el fuerte entrenamiento.

“Esto es de constancia. Quiero seguir entrenando y echándole más ganas para llegar hasta donde quiero”.

Guerra Domínguez “eludió»  la invitación de su familia para quedarse a comer y pasar un rato agradable en su onomástico. Sin embargo decidió entrenar, como siempre, como cada tarde fría o calurosa, lluviosa o como sea.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!