Se afirma desde los escabrosos pasillos del IVD que María de los Ángeles Ortiz tiene las horas contadas como directora de ese ente oficial.

Un personaje en la sombra se atribuye la autoría de dicha afirmación.

 Se afirma que  las cosas no están bien en el órgano deportivo estatal. No se ha logrado el cambio esperado y todo sigue peor de lo que estaba en las administraciones anteriores.

Mucho de lo que se presume como logros es ocasional porque es  cosecha de lo que otros han sembrado.

 Eso no tiene contento al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien dará salida a la aún atleta así como a otros funcionarios de su actual gabinete, dicen.

Lo que es cierto y sorprende es cómo Ortiz Hernández ha cambiado en tan sólo un año de gestión en el IVD.  Ahora es altiva y hasta grosera, lo que nunca se pensó que sucedería.

PROBLEMAS y más problemas con el respaldo a los atletas.

¿Se acuerdan el alboroto que encabezó la tabasqueña antes de ocupar el puesto titular en el  IVD?

Fue en abril de 2016  cuando estalló en contra de la Federación Mexicana de Deportes Sobre Silla de Ruedas  “cuyos funcionarios “, dijo en entrevista para Canchero Xalapa, “siempre están ‘viajando y acumulando millas’ a expensas de los atletas”.

“De verdad da tristeza ver tanta podredumbre”, dijo en esa ocasión  la medallita de oro en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y Río 2016 sin saber que meses después ella sería señalada por varios sectores del deporte veracruzano por incurrir en las mimas agravantes.

En la misma entrevista que publicamos dijo Ortiz Hernández:

“Me da tristeza ver el declive, el robo a manos llenas… La corrupción… provoca atletas pobres y federativos millonarios”.

La tabasqueña – entonces–  exigía  sus derechos como deportista  y acusó a los dirigentes  de la citada federación de utilizar a los atletas “para sus fines personales.

CUANDO María le atizaba duro a los dirigentes deportivos. Ahora ella es una de ellos.

“Utilizan nuestra imagen, nuestros logros, nuestras medallas para recibir recursos que no se destinan dónde deben”.

Sin embargo ella ha pasado de víctima a victimaria  en el caso del destacado atleta paralímpico Eleazar Gabriel Buenaventura quien incluso publicó una carta abierta  en la que pidió la intervención del gobernador Yunes Linares  para recibir apoyo que el IVD le negó.

Buenaventura amagó en dicha misiva que estaría dispuesto a representar a otro Estado.

“Si las cosas no llegan a mejorar de manera pronta, consideraré junto con mi equipo, que repito, somos excluidos, perseguidos y afectados constantemente, el buscar otro Estado que pueda ofrecernos su mano amiga y su apoyo”, dijo el atleta, cuarto lugar mundial  en lanzamiento de jabalina.

Cuando Ángeles Ortiz, quien lamentablemente es” juez y parte” en el deporte veracruzano, levantó la voz muchos le creyeron  eso de que  “si algún deportista se inconforma es bloqueado, se minimizan logros a consideración de ellos (dirigentes). Se realizan convocatorias de selección nacional a conveniencia de favoritismos aunque no tengan resultados y se bloquea a quien los tiene si así les parece”.

Como se observa  ella criticó en su momento lo que actualmente está sucediendo en  su administración como funcionaria.

Agregó:

 “Me siento asqueada de este contexto. Me entristece ver como se desperdicia el talento, cómo se engaña a quienes tienen hambre de ser y crecer en el deporte, me molesta la manipulación… no es lindo estar en un ambiente insano, donde haces lo que amas y te apasiona de forma exitosa porque te has sabido defender y ‘torear’ las trampas…  ver a tu alrededor tanto talento sin rumbo y directriz, tanto jovencito con sueños y metas, lesionados desde que inician en el deporte… falta de capacidad y liderazgo para tener voz y voto…”.

Eso que dijo la destacada atleta es la imagen del deporte veracruzano. Es un espejo  en el que se ve actualmente el IVD.

Por si acaso faltara algo, María reveló entonces que no le interesaba ser dirigente deportiva a menos que “me permitan hacer lo que debe hacer un dirigente. No me agradaría que me quisieran obligar a hacer cosas diferentes a apoyar e impulsar el deporte…”

Pues si eso pensaba María, cómo ha cambiado desde que obtuvo la confianza del gobernador de Veracruz para conducir el deporte.

Se dice que su elección como titular del IVD  se ordenó desde niveles elevados. Otra versión es que fue recomendada por quien busca ser  presidenta de México.

 Sea una u otra cosa, lo cierto es que los hechos son los que hablan.

Ángeles  afirma que 2018 será brillante para el deporte veracruzano. Nadie la contradice  porque es un reto que tendría quien llegue en su lugar.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!