Víctor Landa Ortiz recuerda con estimación su época de futbolista profesional.

A principio de la década de los 80’, a los 18 años de edad  “era banca en la UV Xalapa que dirigía el ‘Alemán” Martínez. Admiraba a muchos que estaban en ese equipo”, dijo.

El médico de profesión recuerda esos 33 partidos invicto  que  registró la escuadra universitaria y que vino a perder con el Córdoba (1-0) en un juegazo nocturno celebrado en el estadio Xalapeño”.

“¿Cómo no me voy a acordar de ese juego?”, aseveró “Caballo”, extremo izquierdo que  emparejaba muy bien su velocidad con la potencia física.

«CABALLO» Landa marcó diferencia en el cuadro universitario

La racha inició el 3 de enero de 1981, en la fecha 20 de la campaña 1980-1981 hasta el 21 de noviembre de 1981, en la jornada 12 de la 1981-1982

Del porqué no llegó a jugar  en divisiones superiores, Landa Ortiz  recuerda que en esa época “le daba mucha importancia a mis estudios. Creo  que con haber llegado a jugar con la UV me siento  muy feliz.

“Hay pacientes que llegan a verme y me dicen ‘tú jugaste con la UV, ¿verdad?’ y eso me  agrada, queme recuerden en una época importante para mí”.

Le vino a la mente una de las alineaciones triunfadoras  de la plantilla universitaria que “tumbó caña”  con “Fierros” Serrano, en el arco; “Pollo” Blancas y Loranca, Paul, Martín Mar; “Pato” Olvera, Ituriel, “Didí”, Capellini, Cházaro y él.

AÑOS DESPUÉS, (círculo) con varios de los que fueron sus compañeros en la UV Xalapa.
Fue en un evento de equipos ex profesionales en el estadio Quirasco.

Y además estaban por ahí Pérez Cuervo, Reich, “Cuteño”, “La Polla”, “La Jaiba”, Lalo del Río, entre otros.

“En ese equipo cada quién sabía lo que debía hacer”, continuó Víctor Landa  quien recibió el mote de “Caballo” desde  que estaba en secundaria.

“Éramos contundentes y sabíamos jugar los partidos”, agregó.  

Obviamente  que la UV Xalapa recibía el apoyo de la afición, pero “durante los juegos de temporada regular también tuvimos entradas a medio estadio (Quirasco).

“En finales  el Estadio Xalapeño estaba a reventar. Así ha sido, pero la verdad recibimos mucho cariño de la afición”, acotó.

EL DOCTOR Landa dejó huella por su velocidad y potencia.

Recordó  a jugadores destacado de la plantilla dirigida por  el “Alemán” Martínez, como Erick Cházaro Caracas “quien era un delantero muy eficaz y que después se fue al Atlas de Primera División con el “Pistache” Torres.

“Creo que ahí lo embarcaron porque él no era lateral,  fue de ataque y en Atlas  le dieron una posición que no era la suya y no trascendió”.

Víctor Landa cumplirá en noviembre próximo 59 años de edad, agradecido con la vida, con el futbol.

Regó calidad en la cancha con su pierna zurda, su velocidad y potencia. Ejerce actualmente su profesión de médico y atesora lo que el futbol le ha dejado: amigos, experiencias y un lugar en la historia.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!