No sería raro ver nuevamente a Renato Ibarra  defender la casaca americanista. El plan es simple. La directiva azulcrema no quiere perder a un buen

jugador ni quiere verse en desventaja económica. Es por eso que las puertas aún no se cierran  para el veloz atacante ecuatoriano.

 El episodio legal que debió  afrontar el jugador ya concluyó. Hubo mucho dinero de promedio para que la pareja de Ibarra retirara los cargos. De no hacerlo el jugador hubieran tenido que estar en la cárcel  al menos un par de años.

Es por eso que la lección ya fue aprendida.

Ibarra  está en reconciliación con las leyes del país,  por lo que no debe haber problema para estarlo  con sus directivos. Los de cuello blanco y corbata tienen la última palabra en este asunto.

El técnico Miguel Herrera  reconoció  que “a nadie le gustaría que Ibarra saliera de la institución.

“La verdad es un gran jugador… nadie quiere que se vaya del club y esperaremos la decisión que se tome de parte de la directiva”, dijo.

LA INFLUENCIA de Santiago Baños (foto) podría beneficiar a Ibarra.

«Andábamos con las pláticas sobre Renato ya que ahorita, como sabemos, la directiva lo tiene separado del plantel, pero vamos a esperar a que nos comuniquen la decisión al 100 por ciento. Aún no está claro su panorama con nosotros”, agregó.

IBARRA espera el final de la contingencia sanitaria y la decisión de los directivos.

 Sobre su continuidad como técnico del equipo de Coapa, Herrera dijo que todo va bien y que  luego que pase la contingencia por coronavirus se reanudarán las pláticas con Santiago Baños, director deportivo de las Águilas.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!