Dique se coronó en el futbol Máster  tras superar 2-1 en la final a Rayos.

Mañana abrillantada por un sol radiante y una tribuna alegre.

En el campo de juego buen futbol. Más vistoso de un lado que del otro.

Conquistó la corona en una liga convertida en la mejor, por calidad de sus equipos y organización, además de contar con la funcionalidad del Campus CAD.

El equipo hilandero volvió al lugar más alto, en donde ha estado durante décadas.

Guadalupe “Kalú” García tuvo su tarde. Con sus goles –uno fue golazo– el banderillense coronó, en gran manera, el esfuerzo de Dique.

Joaquín “Chorejas” Espinoza  había dado el empate momentáneo a Rayos en una corajuda jugada a bayoneta calada.

Parecía que el juego se iría a penaltis,  donde cualquiera hubiera podido ganar. Pero lo  que se quería era que todo concluyera  en tiempo reglamentario, como fue.

El paso de balón de Dique fue desesperante para unos Rayos que  estaban atrapados en un embudo. No encontraban salida. Su diseño de juego estaba estropeado.  

Cada vez que se animaba a ir al frente sólo lo hacía para estrellarse  en el muro  que Dique  construía ordenadamente en cada jugada.

Los campeones utilizaron la velocidad de pases, mientras que Rayos no conseguía concentrarse. Sin embargo el marcador no se movió en la primera mitad.

En el aire había cierta sensación de injusticia porque Dique había hecho todo para estar arriba en el marcador.

Al regreso del descanso  Dique sorprendió con presión alta. Cerraron accesos y exigieron mayor empeño y sacrificio de Rayos   Luego del primer gol de “Kalú” la presión jugó contra ellos.

El tanto fue un potente disparo desde fuera del área con comba integrada que se clavó en la portería.

Minutos después el gol de “Chorejas”  tensó la cuerda nuevamente.  Caso notable fueron los estirones del arquero rayo Juan Alarcón quien salvó a su equipo de perder por goleada.

Pero luego se desplomó tras el segundo tanto de Kalú, un “tren” con el balón pegando a los pies. Pasó varias veces de aquí para allá, driblándose hasta sí mismo.

Fue entonces que siguió el concierto  de Dique. Convirtió la cancha en un pentagrama y tocó su mejor sonata denominada “Pura calidad”.  

De Nando Hernández a Martín Olmos y este con Beto Lazcano o Kalú García o Edgar López, con el patrullaje de Elier García y Arturo García. Todo era una traslación hipnótica del balón.

Esteban Quiroz le puso experiencia al asunto hasta que se lesionó. Nada problemático el sustituir jugadores con una banca tan amplia como la del Dique.

Julio Landa, Amado Escobar y Aristóteles Montero complementaron la obra.

En  el bando “eléctrico”  siempre estuvo el overol de obrero puesto. Goyo Hernández se cansó de ir de aquí para allá ejecutando saques. Desde el área chica hasta más allá de las fronteras  de la media cancha se la pasó golpeando balones hasta que Rogerio León entró al quite. Ambos excelentes jugadores.  

José´ Medel, Daniel “Rasca” Castillo y Salim Iza no se quedaron atrás en el  volumen de esfuerzo, lo mismo que Jorge Mulato y el campeón de goleo individual Jesús del Moral quien, por cierto, no terminó el partido tras recibir un fuerte golpe.

  “Chorejas” Espinosa, Gerardo Andrade, Héctor Montano  y Gonzalo González se vieron insistentes. Mucho ánimo, pero no salieron de la órbita que había demarcado Dique.

Terminó el partido, de futbol recio, de mucha verdad. Luego vinieron los abrazos entre los jugadores hilanderos, satisfechos  de haber culminado una gran campaña.


De nueva cuenta  se escribió una página brillante  en el futbol Máster con la coronación hilandera. La siguiente versión del torneo iniciaría al 1 de agosto.

Quedaron de lado las contrariedades y las malas caras, situación que genera el no meter la pelota cuando la ocasión se presenta.

Buen trabajo de la terna arbitral  integrada  por Miguel Hernández, Mario Martínez y Eduardo Hernández.

PREMIACIÓN Y CLAUSURA  

Dique, como campeón; Rayos, subcampeón y Jesús del Moral, monarca de goleo individual recibieron trofeos y medallas.

APERTURA

El 1 de agosto se tiene programado el arranque de los torneos Premier y Máster, aunque todo depende de que los equipos cumplan con los trámites administrativos.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!