BÚHOS SE FUE  DE MANERA INMERECIDA

  •  La falsedad en que vivimos “cercó” al equipo

          “emplumado” y desgastó el ánimo de sus dirigentes

 

  • Don Carlos Ferráez encabeza una gama de directivos

           que han dado vida al futbol profesional xalapeño

 

 

Don Carlos Ferráez Matus.

Don Carlos Ferráez Matus.

 

 

POR FRANAM

La venta de los Búhos de Xalapa no fue sorpresiva. Desde hace algunos años  la franquicia ya estaba puesta al mejor postor.

Lo que es lamentable es la forma en que  se cerró el ciclo del popular equipo, ahogado por la falta de respaldo.

A pesar de tener   la presencia en su dirigencia de un hombre  en el ámbito empresarial, deportivo e informativo,  Don Carlos Ferráez Matus,  el proyecto no tuvo gas para continuar.

Y es que ante la mentira de los que manejan los hilos de las dependencias no se puede hacer nada. Se manifiesta de nueva cuenta  la falta de verdaderos dirigentes deportivos, que sepan lo que es  una estructura, que sepan diferenciar entre lo que es meritorio por lo que es vistoso.

Vemos a instituciones y dependencias e incluso atletas que extienden la mano para  pedir apoyo económico  y en seguid se los brindan, a pesar de que  ellos bien podrían solventar sus gastos. Esto nos quiere decir que los altos mandos están mal asesorados o  que, repetimos, no tienen capacidad de análisis para determinar quien sí y quién no.

LA HISTORIA de Búhos concluyó.

               LA HISTORIA de Búhos concluyó.

De Búhos podemos  poner en relieve la perseverancia de sus directivos durante esos tres lustros en los que el equipo fue el  escaparate para hacer buenos deportistas, profesionistas y gentes de bien.

Ayer se cerró el ciclo y la historia continúa. Han pasado muchos equipos xalapeños por la tercera división, desde los Delfines de la Universidad Veracruzana, allá por la década de los 60, el DUX, los Gavilanes, la Naranja, Delfines de Xalapa, Atlético Xalapa, América Xalapa, Inter de Xalapa y ahora los Cafetaleros, todos escribieron y han escrito su historia a lo que han podido hacer.

Algunos serán inolvidables por el arraigo  en la afición con esas entradas hasta “las lámparas”  que hicieron rebosar  el Quirasco.

También  hay que dar mérito a los directivos, algunos buenos y otros nada de buenos, de muchos equipos profesionales que han desfilado en la historia de  nuestra capital.

Quienes  dieron mucho al futbol  y demostraron que sí se puede hacer algo positivo en este deporte podemos mencionar a pocos. Don Carlos Ferráez  con sus 50 años dentro del balompié profesional es uno de ellos.  Hasta la fecha lo venos empeñosamente apoyando al deporte y al deportista.

No podemos dejar de mencionar a  Pepe Ramírez Rueda,  Sergio Benítez Obeso, Arturo Aguayo Lozano, Carlos Ballesteros, Pascual Castillo Moctezuma y María Esther Saut Niño.

Mención especial  quien fuera rector de la Universidad Veracruzana y quien impulsó de manera  fenomenal al futbol  teniendo a la UV como plataforma,  Roberto Bravo Garzón. No sólo impulsó al balompié sino que su visión abrió una gama de escenarios en los que se incrementaron las  áreas de estudio  y se crearon diversas facultades que han producido miles  de profesionistas.

¿Cuándo habrá otro Bravo Garzón?

También  citamos a Héctor Arellano Castillo, discípulo principal de Godofredo Forzán Portilla.

Arellano marcí una época importante para el futbol local al saber unificar criterios entre los protagonistas del futbol, díganse directivos, jugadores, representantes, funcionarios  y prensa.

Actualmente sigue promoviendo a futbolistas disciplinados y serios  a niveles superiores.

Citamos a Gerardo Arcos, con sus 15 años de dirigir a Búhos  como técnico y directivo. Finalmente él fue quien gestionó la venta de Búhos a una empresa regiomontana.

Así que la historia ahí está, fría, intacta, agradable para el recuerdo de los que amamos el futbol.

Punto final.


Centro de estidios Las mericas
El Duende Canchero
error: Content is protected !!